“Si fuera un árbol sería un Spinetta…”

Mi abuela era una mujer muy sabia. Era también un árbol, un sauce -por más señas-. Y, sabia como era, decía que los temblores “avisan”.

Esta mañana en Quito nos despertamos con un temblor de 5.6 grados a eso de las 6am. 

Anoche, mi clase se interrumpió para ver como subía la luna, llena y brillante, a una cama de nubes. El cielo se estaba preparando.

Hoy murió Luis Alberto Spinetta. Lo que pasó era una premonición. Las estrellas van al cielo.

Dejo aquí un par de temas que adoro y el homenaje gráfico de Ricardo Siri Liniers al Flaco.

Cementerio Club: Justo que pensaba en vos nena, y caí muerto…

Tu nombre sobre mi nombre:

Spinetta